11 C
Coihaique
lunes, diciembre 18, 2017

Dios habla a los hombres por su palabra: a muchos les ha hablado en el espíritu, y también con voz auditiva.

Muchos años atrás envió Dios a un varón desde la ciudad de Pto. Montt a estos inhóspitos lugares de la Región de Aysén, es así como en la década de los 60 nuestro hermano Luis Aburto, que ya descansa en los brazos del Señor, fue el primer mensajero de las “Buenas nuevas de Salvación “en esta zona, recorrió Puerto Aysén y el Sector de los Torreones, siendo los primeros lugares de evangelización, luego llega la palabra de Dios a esta hermosa ciudad, quedando en esa época establecida la Iglesia Metodista Pentecostal en Coyhaique con una membresía aproximada de 70 hermanos.

Muchos de los varones que tuvieron la bendición de estar en los inicios de nuestra Iglesia, son todavía fieles cristianos, que trabajan en la obra del Señor, entre los cuales podemos mencionar a nuestro hermana Anita Aguilante, nuestro hermano Irmo Contreras, y nuestro hermano Oscar Villarroel, entre otros varones antiguos de nuestra congregación,  quienes con gozo y alegría se recuerdan y relatan la historia y el trabajo realizado en nuestra amada iglesia.

En los años 60, llega a la Patagonia nuestro hermano Luis Aburto junto a su esposa, nuestra hermana Anita Aguilante y su familia, procedentes de la ciudad de Pto. Montt, de la Iglesia administrada en aquellos años por nuestro Pastor Alejandro Pino, el hermano Aburto en esos años, se reunía en otra congregación, Fuego Pentecostal, fue así, que el Pastor de esa misión le propone al hermano que se hiciera miembro de aquella congregación, el hermano le expresa que tiene que contar con la autorización de su Pastor, de la Iglesia a la cual pertenecía. En el año 1962, el hermano Aburto regresa a Pto. Montt, le comunica  a su Pastor Pino y le comenta la posibilidad de congregarse en esa Iglesia, el Pastor Pino le dice que le dará una carta de autorización, pero no para congregarse en otra iglesia, sino para que  él de inició a la Iglesia Metodista Pentecostal de Chile en Coyhaique, el hermano Aburto le propone al Pastor traer un ayudante, al hno. Tolentino Gueitián, el Pastor Pino le dice: ”pero si el hermano es no vidente, no sabe leer ni escribir, además va a tener que mantenerlo, no tiene trabajo”, el hermano Aburto le dice: “mi Pastor, si una papa hay que comer, una papa comeremos con el hermano”, el Pastor Pino grita un “aleluya”, dice hermano, Dios ya me lo había revelado, el hermano Tolentino era el varón de Dios que debía llegar a esos lugares a predicar la palabra de Dios. Fue así que el Hermano Aburto regresó a Coyhaique en compañía del Hermano Tolentino Gueitián, quienes con la ayuda de Dios comenzaron a trabajar en su obra, un tiempo en Puerto Aysén y luego en Coyhaique.

Desde el año 1964 está formada la Iglesia en Coyhaique y como aún no había un lugar físico donde alabar y bendecir el nombre de Dios, los primeros cultos se realizaron en calle Freire en la casa de una hermana de otra Iglesia, que facilitó una habitación, luego el hermano Aburto arrendó un inmueble en Calle Pedro Aguirre Cerda con Errázuriz, y fue allí donde se  formó  el primer local.

El fundador de la Iglesia en Aysén fue el hermano Tolentino, y en Coyhaique el hermano Luis Aburto. La concurrencia al local era muy bendecida por parte de Dios, lo que originó que se hiciera pequeño el espacio físico, razón por la cual se trasladó a la casa del hermano José Catrilef Gallardo (padre del hermano David Catrilef Ojeda), hasta que se construyó la Iglesia, aquí se seguía alabando fervientemente a nuestro Dios con servicios de amanecida.

El Pastor Víctor Cárdenas llega a nuestra  región,  procedente de la X región a principios de los años 60, a administrar la Iglesia de Puerto Aysén. Luego es enviado a administrar la congregación de  Coyhaique el año 1967 junto a su esposa nuestra Pastora Eduvina Cárdenas  y familia,  cuando el local estaba lleno de almas y del Espíritu Santo.(1967-1974).

Nuestro Pastor Cárdenas, en aquellos años fue quien solicitó a la autoridades pertinentes de la época el terreno donde actualmente se encuentra ubicado nuestro Templo Pasaje Foitzick Nº1551, allí  con la cooperación y el trabajo de los hermanos se construyó una mediagua con piso de tierra, en este lugar se alababa y se bendecía el nombre de Dios, y el Espíritu Santo se derramaba en aquellas reuniones, la bendición de Señor era tan grandiosa, que cada vez aumentaba el número de almas los hermanos comenzaron a trabajar con diferentes beneficios, rifas, bazares, onces vendidas, entre otras actividades, a fin de juntar fondos para construir un templo, que fue un sueño hecho realidad.

En el año 1974, es enviado a la ciudad de Coyhaique nuestro Pastor Fernando Ojeda junto a su familia, quien vino administrar nuestra Iglesia. El Pastor Cárdenas, fue trasladado a Pto. Montt, la obra del señor seguía creciendo, la Iglesia se encontraba ferviente en trabajo Espiritual, reuniones masivas, Escuela Dominical, predicaciones al aire libre, estudios bíblicos y ayunos, cada vez el templo se hacía más pequeño, por lo que fue necesario construir un Tercer templo, al igual que la vez anterior todo fue hecho con aportes de los hermanos, y a través de beneficios.

En el año 1988, por orden de Nuestro Obispo Javier Vásquez Valencia, que ya duerme en los brazos del señor, fue trasladado a la X Región de Los Lagos nuestro Pastor Fernando Ojeda, y llega a Coyhaique nuestro amado Pastor Egon Vargas Rivera Junto a su esposa nuestra Pastora Herminia Zumelzu y su familia, procedente de la X región. La Iglesia seguía creciendo espiritualmente, la hermandad cada vez se hacía mayor, y el Señor abrió las puertas y dio los medios para hacer un cuarto Templo mucho más grande, que es en el que actualmente se reúne el Pueblo de Dios alabar y bendecir su santo nombre.

La obra del señor ha crecido grandemente en nuestra región, se han abierto nuevos templos, se han enviado siervos a distintas localidades, entre los que podemos mencionar, Anexosal norte de nuestra región: kilómetro 57, Villa Ñirehuao, Los Torreones, Amengual, Puerto Cisnes, La tapera y al Sur Valle Simpson, El Blanco y Balmaceda.

Nuevos templos, Iglesia de Mañihuales, dirigida por nuestro Pastor Miguel Uribe Ruiz y nuestra Pastora Irma Molina Soto y la Iglesia de Puerto Guadal Dirigida por nuestro Pastor Walter Escobar Cayún y nuestra Pastora Mireya Andrade Oyarzún.

Los años han pasado, muchos de nuestros hermanos ya no están con nosotros, han partido a la presencia del Señor y las nuevas generaciones han sido bendecidas, el espíritu santo de Dios permanece fiel a nuestro lado, su misericordia esta cada día con nosotros y hoy podemos ver con nuestros ojos el fruto del trabajo de muchos que sembraron con lágrimas en esta hermosa región.

Mis hermanos gócense al ver hoy tan grande bendición y saber que su trabajo no ha sido en vano.

Los que sembraron con lágrimas, con regocijo segarán.

Salmos 126:5